SUSTANCIA FUNDAMENTAL AMORFA

La sustancia fundamental amorfa está muy hidratada y consiste principalmente en proteoglicanos y glicoproteínas estructurales. Es incolora, transparente y ópticamente homogénea. Rellena los espacios entre las células y las fibras del conectivo y, al ser viscosa, constituye una barrera para la penetración de partículas extrañas al interior del tejido. Los fijadores histológicos la conservan muy mal y por lo tanto no puede observarse al MO, incluso es difícil de conservar con los fijadores de MET, salvo que, se utilicen procesos muy complejos y delicados (ver luego).

    La sustancia fundamental amorfa está formada principalmente por complejos de glicosaminoglicanos (azucares complejos) unidos  proteínas formando proteoglicanos. Estos a su vez se relacionan con glicoproteínas. Estas contienen una parte proteica que se asocia a hidratos de carbono.    

Si las glicoproteínas y los proteoglicanos son proteínas asociadas con hidratos de carbono, ¿en qué difieren?

En los  proteoglicanos hay un predominio de la parte proteica y los hidratos de carbono no son ramificados.

En las siguientes imágenes puede observar que la sustancia fundamental amorfa si se fija en forma rutinaria aparece como espacios claros, tanto al MO y como con el MET.

Tejido conectivo al MO. H-E.

Parte del tejido conectivo al MET.

Si se realiza una fijación especial observe los nuevos detalles que aparecen en la sustancia fundamental

Micrografía electrónica que muestra los proteoglicanos de la matriz extracelular. Estas moléculas pueden observarse como una red filamentosa muy fina en donde descansa una fibrilla colágena. El tejido fue rápidamente congelado (-196°C) y en frío fue fijado y coloreado para evitar la pérdida de los glicosaminoglicanos unidos a los proteoglicanos.

 

Volver a objetivos